+34 957 322 685 (Lunes a Juves de 9:00 a 17:00 Viernes de 9:00 a 13:30) info@mayoristadechocolate.com

Solo un proceso cuidado desde el primer instante nos permitirá disfrutar de un chocolate de calidad, evidentemente hablamos desde la recogida hasta el envasado final, terminando con una conservación óptima. El proceso de elaboración del chocolate abarca los siguientes pasos:

 

Tipos de Cacao

Recolección de los granos de cacao

Se separa el fruto del árbol, y a continuación se abre con la mano quitando la pulpa que envuelve los granos de cacao. En este proceso se debe de dejar bien limpio el grano para que pueda fermentar correctamente.

 

Grano de cacao abierto

Fermentación de los granos de cacao

Una vez recolectado el cacao, extraídas y limpiadas las húmedas semillas, comienza una fermentación. Este paso se realiza siempre en el país de origen, y es el que dota a posteriori del aroma característico del chocolate.

 

Cacao en sacos de yute

Secado de los granos de cacao

Después de la fermentación de los granos de cacao se procede a depositarlos sobre unos cañizos donde comienzan a secarse. Dependiendo del país también puede secarse poniéndolos bajo hojas de plátano. En este proceso de secado el cacao adquiere su característico color marrón. El siguiente paso es envasarlos en sacos de yute para exportarlos a todo el planeta.

 

Secado granos de cacao

Torrefacción y mezcla de los granos de cacao

Una vez llegan los granos de cacao a la fábrica de chocolate comienza una etapa de lo más importante para el sabor del chocolate, la torrefacción. En este proceso los granos se ponen a tostar en grandes hornos para potenciar el sabor que se produjo durante la fermentación. Dependiendo de la duración de la fermentación se obtendrá un chocolate más amargo o plano en sabor. A continuación se dejan enfriar los granos y se comienza con la mezcla de los mismos, con el fin de obtener un sabor equilibrado y aromático. En esta mezcla suelen usarse granos de diferentes partes del mundo, o zonas del país.

 

Cacao refinado

La molienda de los granos

Esta etapa también se le conoce como refinado. Para ello se utilizan unas máquinas para moler el cacao dejándolo en polvo, cada grano ahora no debe de pasar de entre 17 y 20 micras. A esto es lo que se le llama la pasta de cacao, que es el ingrediente principal y base del chocolate. La pasta de cacao contiene cacao y manteca de cacao producida de esta molienda.

 

Fábrica de chocolate

Comienza  a convertirse en chocolate

Dependiendo del chocolate que se quiera obtener, si puro o con otros aromas se añaden los ingredientes. Normalmente se añade a la pasta de cacao azúcar para endulzar su amargor, aromas y emulsionante.

 

Chocolate hecho a mano

Proceso final

A continuación viene el conchado, para el cual se utilizan unos recipientes llamados conchas, donde la pasta es aplastada y estirada por unos rodillos, para conferirle su elasticidad, textura y la finura del chocolate. Después se continúa con el templado, que es donde el chocolate a través de cambios de temperatura se cristaliza, esta etapa es la que hace que el chocolate tenga su característico brillo. Finalmente se vierte en moldes para dejar enfriar y envasar finalmente.